MICROBLADING

El microblading es perfecto para todas aquellas personas que quieren reconstruir totalmente, definir, cubrir pequeñas calvas o rellenar unas cejas mal depiladas. También son candidatos quienes sólo quieren añadir un ligero arco. El resultado es una ceja natural, indetectable.
No importa si te gustan arqueadas, despeinadas o rectas y definidas, las cejas son sin duda el rasgo facial más importante. Si no estas satisfecho con tus cejas, hay muchas formas de mejorarlas: polvos, lápices, gel para cejas e incluso los tatuajes.
Pero ahora existe una opción muy natural que ofrece resultados semipermanentes. Me gustaría presentarles la técnica de microblading, una adaptación del “tebori”, técnica tradicional japonesa de tatuaje manual.
A diferencia de los efectos a veces demasiado marcados del maquillaje permanente, el microblading dibuja trazos que se parecen a pelos reales. “No es de extrañar que haya tantas mujeres a las que les encante”

¿En qué se diferencia el microblading de los tatuajes?

El microblading es la última técnica dentro de la industria del maquillaje semipermanente en la creación y diseño de cejas pelo a pelo o “shadow”. Método de fácil realización, rápida cicatrización y de aspecto mucho más real que el tatuaje.

Durante el proceso de microblading usamos un lápiz y una aguja especial, depositando pigmento en la epidermis, para dibujar trazos individuales uno a uno que logran un efecto 3D. Está técnica es más superficial que la micropigmentación y crea un aspecto de ceja muy natural. También se pueden espesar u obscurecer las cejas ya existentes dándoles una forma más sensual y favorecedora.

¿Cómo se realiza el microblading?

Es un proceso muy meticuloso que toma de dos a tres horas en realizarse. Puesto que los resultados tardarán hasta de dos años en desvanecerse, es importante que el técnico preste atención a los detalles.

“La primera hora, al menos, debemos estar realizando mediciones y dibujando la forma de la ceja con un lápiz de punta plana y fina. Esta es la parte más larga y el paso más importante. Durante este tiempo, se elige la mejor forma, personalizada para cada cliente”.

 

Alerta, si el profesional que le asesora pretende completar el proceso en una hora. No es un procedimiento apresurado. No puede realizarse en una hora.

Antes de comenzar el microblading, se aplica una crema anestésica tópica en la zona para eliminar las molestias, seguida de un anestésico en gel. Si le preocupa que el proceso sea doloroso, le aseguro que puede dejar de preocuparse. La correcta combinación de anestésicos eliminará completamente cualquier ligera molestia y el proceso resultará totalmente indoloro.

Las agujas se deslizan con una presión suave y causan un corte fino que apenas se distingue del pelo real. Los trazos que se logran con esta técnica son muy nítidos y no hay “derrames”.

Se recomienda el uso de pigmentos inorgánicos con base mineral por ser hipoalergénicos, reduciendo la posibilidad de reacciones alérgicas.

“Una prueba de alergia 24-48 horas antes de realizar el tratamiento de microblading es imprescindible para eliminar, no reducir, la posibilidad de una reacción alérgica. Es una cuestión de seguridad y salud.

 

¿Qué es lo mejor de la técnica de microblading?

La mejor parte de esta técnica es que no hay tiempo de inactividad. Sus nuevas cejas estarán listas para mostrarlas nada más terminar el proceso. El profesional, sin embargo, le recomendará un seguimiento de un mes después de su cita.
Al principio se verán más oscuras, pero se desvanecen perdiendo el 30% del color en el transcurso de 4 semanas. El proceso de curación es diferente para cada persona, y viene a durar de 25 a 30 días
 

Principales ventajas del microblading

  1.  Ideal para cualquiera que desee mejorar el aspecto de sus cejas.
  2. Se puede utilizar para convertir una ceja compacta en pelo a pelo.
  3. Ofrece solución a personas que sufren de alopecia, tricotilomanía o cualquier otra condición de pérdida del cabello como quimioterapia.
  4.  Se puede realizar tanto en mujeres como en hombres, independientemente de su origen étnico, edad o tipo de piel.
  5. Los pigmentos utilizados se mimetizan con el color de la piel y los pelos, dándole así a las cejas un aspecto natural.
  6. Poco mantenimiento, después de la curación total se pueden frotar, nadar… No se requiere ningún cuidado especial, excepto un breve retoque cada 12-18 meses.

“Después de un mes se recomienda un retoque para la mayoría de los clientes”.