HILOS TENSORES


El tratamiento con hilos tensores es una técnica de rejuvenecimiento cada vez más solicitada por la tendencia reciente de realizar tratamientos no invasivos y sin cirugía. Es un procedimiento de suspensión basado en la colocación de hilos en tejidos

Los hilos tensores, especiales y muy finos, son insertados como si fueran implantes en el tejido conjuntivo. De hecho, los materiales con los que están fabricados son similares en textura y elasticidad al tejido conjuntivo de nuestro cuerpo. Los hilos producen la elevación de las zonas donde los tejidos están flácidos. Gracias a ello se tensa la piel, se restaura el contorno tratado y se elevan las estructuras faciales rejuveneciendo tanto el rostro como el cuello de los pacientes. De esta forma se eliminan las arrugas de la cara, se puede redefinir el óvalo facial y se evita la caída de la piel del rostro y del cuello.
 
Éstos hilos de sutura quirúrgica de polidioxanona (PDO) que se reabsorben totalmente y generan colágeno tipo 1 y tipo 3, que son los precursores de la tensión en la piel.
Existen varios tipos de hilos PDO y  los podemos dividir en dos grupos: Monofilamentos y especulados.

  • Los monofilamentos son relativamente finos y se colocan en la dermis media, se deben colocar en forma de malla para que al reabsorberse generen la máxima tensión posible en la zona a tratar.
  • Los hilos espiculados: son bastante más gruesos que los monofilamentos y se colocan en la dermis profunda. Las espículas se anclan el la piel, lo cual produce una tensión instantánea en la piel, sobretodo en las pieles muy laxas.

 

En los tratamientos se pueden combinar los hilos para que el resultado sea más espectacular.
Los hilos de polidioxanona (PDO) son totalmente seguros, hipoalergénicos y reabsorbibles, la duración media de los resultados es entre 8 y 18 meses, dependiendo de la cantidad y tipo de hilos utilizados.
Aunque los hilos tensores se utilizan generalmente en diferentes tratamientos faciales, también se pueden usar en otras partes del cuerpo como pueden ser los glúteos.
Hay que aclarar que este tipo de tratamiento no es del todo eficaz para aquellas personas que quieran eliminar arrugas profundas. Esta técnica está basada a nivel subcutáneo y sus resultados no son equiparables al lifting anatómico tradicional, que trata el proceso de envejecimiento en bloque y tiene mayor durabilidad en el tiempo. El tratamiento de los hilos tensores ayuda a mantener una zona cuando se trata de gente joven a la que aún no le está indicada la cirugía o para conseguir una asimetría concreta.