Homeopatia

¿QUÉ ES LA HOMEOPATÍA?

La homeopatía es un método terapéutico que utiliza medicamentos homeopáticos.  La palabra “medicamentos” indica que se dispensan en la farmacia y no en la herboristería o la parafarmacia.
Estos medicamentos pueden ser utilizados para tratar cualquier enfermedad, ya sea aguda o crónica, en adultos, ancianos o niños,  y en forma exclusiva  o como complemento a otros tratamientos, incluso medicinas convencionales.
El fundador de la homeopatía fue el Dr Samuel Hahnemann , a finales del siglo XVIII. Por lo tanto no es una terapia “nueva” sino que 200 años de experiencia avalan su práctica y sus investigaciones. En la era pre antibiótica se utilizó para tratar enfermedades graves como el cólera.  Hahneman  se basó en la “ley de los semejantes”, que dice que una sustancia capaz de producir una serie de síntomas en una persona sana , también es capaz de curar síntomas similares en una persona enferma, cuando esta sustancia es administrada en dosis mínimas.


LA HOMEOPATÍA CORRECTAMENTE UTILIZADA TIENE UN GRAN PERFIL DE SEGURIDAD Y PUEDE SER UTILIZADA EN BEBÉS Y NIÑOS, EMBARAZADAS Y ANCIANOS, INCLUSO EN LOS QUE ESTÁN TOMANDO MEDICAMENTOS CONVENCIONALES.

EL MEDICAMENTO HOMEOPÁTICO

Se prepara a partir de sustancias que pueden ser tanto de origen vegetal, animal o mineral.  Durante su preparación este medicamento es sometido a un doble proceso:

  • Dilución: Quiere decir que se somete a un proceso de desconcentración progresiva de la sustancia original, para alcanzar esas “dosis mínimas” que le son características
  • Dinamización: quiere decir que después de cada fase de desconcentración la sustancia es agitada vigorosamente, lo que le otorga buena parte de su acción terapéutica

FORMA DE PRESCRIBIR LA HOMEOPATÍA

La homeopatía no tiene en cuenta sólo los síntomas de la enfermedad, sino las características de la persona enferma y su modo de manifestarlas.  Otro ejemplo servirá para ilustrar: ante el síntoma médico “fiebre” puede que un enfermo beba mucha agua.

El  medicamento homeopático no es específico de una enfermedad sino que es específico de “un modo de enfermar”. Esto hace que una enfermedad determinada, por ejemplo “eccema” pueda ser tratada , en diferentes personas, con medicamentos diferentes, según la forma de reaccionar de esa persona a su enfermedad, y a la vez puede hacer que un mismo medicamento pueda ser utilizado para tratar diferentes enfermedades – por ejemplo: sinusitis, flebitis, síntoma menopáusicos, etc-  siempre que el cuadro clínico del enfermo coincida con los síntomas del medicamento.

Todas estas circunstancias hacen que la homeopatía sea una Terapéutica Individualizada.  Para la prescripción de medicamentos homeopaticos hace falta realizar una HISTORIA CLINICA DETALLADA, explorar al enfermo y pedir todas las pruebas que sean necesarias para el diagnóstico. Una vez hecho se decidirá entonces el tratamiento adecuado, ya sea un medicamento homeopático o, cuando sea necesario, un tratamiento convencional , la combinación de ambos o incluso la cirugía.  Antes que nada el homeópata es un médico y debe conocer a la perfección los límites y beneficios de esta terapéutica.